viernes, 20 de enero de 2012

¡¡¡A estos me los han cambiado!!!


Nunca llegué a entender por qué todas mis amigas maestras se echaban las manos a la cabeza cuando les tocaba darle clase a niños de 3 años.Sus caras eran un poema y parecía que se les hundía el mundo a sus pies.
En estos 3 meses que llevo de clase he entendido muchas de las razones que me daban y, que a la vez, son comprensibles.
Pero lo primero que debemos hacer es comprenderlos a ellos, sobre todo a los extranjeros, porque si imaginamos que tenemos 3 años, el único mundo que conocemos es nuestra casa y nuestro entorno,las únicas personas a las que estamos apegadas es a nuestros padres,sobre todo a su madre y de un día para otro te cogen y te sueltan en una clase,donde no entiendes lo que te dicen, ni la razón de tal abandono,es normal que reaccionen como lo han hecho.

Y volviendo a lo que iba, quiero decir que cuando llegué me encontré a un grupo de almas perdidas, que luchaban por imponer su egocentrismo, que no entendían por qué les guardaba la merienda a las 9 y media de la mañana si ellos tenían hambre, que no comprendían por qué no les dejaba jugar con los juguetes cuando a ellos les apetecía, por qué les castigaba cuando al lavarse las manos se mojaban el pelo y toda la camiseta, por qué no podían pintarse las manos y la cara con los rotuladores y por qué la maestra estaba siempre enfadada y encima de ellos.

Al llegar este trimestre he descubierto que mis almas perdidas se han transformado en pequeñas personitas que:

-Son capaces de quitarse su abrigo y colgarlo en su lugar correspondiente.
-Permanecen sentados y callados al llegar y no se levantan cuando acaban su desayuno.
- Recogen los restos de la merienda sin que se lo diga mil veces.
-Son capaces de sentarse juntos a escuchar un cuento.
-Saben perfectamente que viene después de cada momento y lo hacen automáticamente.
-Algunos colorean perfecto y sin salirse.
-Recogen los juguetes y los colocan cada uno en su sitio.
- Mi S ha entendido que sus rabietas de tirarse al suelo y patalear cuando una cosa no le conviene,no le sirven de nada,así como que lavarse las manos no se expande al pelo,la camiseta y la falda, advirtiéndome antes, por si acaso, con un: Maestraaa aquí nooooo.
Mi F ha entendido que si le doy el rotulador es para repasar los números y las letras y no para pintarse las manos y la cara y parecer un payasillo.
Mi Se. ha descubierto que estar castigado en el rincón no mola mucho,así que ha optado por hacerme caso(sólo a veces).
Mi AD que en su casa era el rey, ha aprendido que cuando la maestra da una órden hay que cumplirla y que el decir jooooooooo,llorar,preguntarse por qué, negociar y dar explicaciones, es algo que sobra.

Y con esto quería decirles a mis compis de infantil que tenían toda la razón , que el primer trimestre con niños de 3 años es agotador.Pero que el segundo promete, porque teniendo una base pueden crecer mucho como personas y espero poder enseñarle lo mejor de este mundo, que ya tendrán tiempo de descubrir que en el futuro no será tan maravilloso.

6 comentarios:

Lourdes dijo...

Eeeh, Sonia! Qué artista, sí señor!
Has conseguido mucho en sólo tres meses. Sigue así, que imagino lo gratificante que es ver cómo van mejorando por días!


Besos, guapa!!

mariamakeup1 dijo...

valla has conseguido grandes progresos en sus educaciones, seguro que a ti te hara crecer como persona y sus papás te lo agradecerán :) besos.

En las nubes. dijo...

Si que se nota el cambio eh? un besito y enhorabuena por el estupendo trabajo, a seguir así jeje, un besito.

Encarni dijo...

Se nota que estás orgullosa de tu trabajo. Y no es para menos teniendo en cuenta que eres "novata" en esto aún. Pero seguro que te vas dando cuenta de que cada día aprendes un poquito más. Me alegro mucho por ti. Besos y mucho ánimo. Queda curso por delante...

Sonia dijo...

Bueno como dice Encarni siendo novata algo creo que he influido jeje...la verdad que siempre estoy pensando si lo hago bien o lo podría hacer mejor.Una hace lo que puede y lo que mejor ve para ellos.Espero que sigan progresando.Un beso a todas.

Sofia dijo...

tiene q ser realmente difícil, eh?
pero con paciencia y VOCACIÓN todo se puede.

luego es una alegría inmensa ver como cualquier pequeño avance es un gran cambio.

besos